La primera civilización estará en Marte desde la mitad de este siglo



Con el provocador nombre “Haciendo a los humanos una especie multiplanetaria”, Musk se presentó en congreso internacional de México. Foto: Space X

Hay quienes dicen que es una especie de Tony Stark, pero sin el traje de Iron Man. Se llama Elon Musk, nació en Sudáfrica hace 45 años y su objetivo es que a partir de los próximos 40 años ya exista una primera generación de humanos viviendo, de manera sostenible, en Marte.

Musk es un inventor y físico, pero sobre todo un emprendedor. Es cofundador de Paypal, Tesla Motors, Hyperloop y OpenAI. Y, además, es director de Space X, la empresa con la que espera hacer realidad su ofrecimiento de colonizar Marte.

"Tenemos dos caminos: quedarnos en la Tierra por siempre y enfrentarnos a una eventual extinción; o convertirnos en una especie multiplanetaria"

CUESTIÓN DE AÑOS

Hace unos meses, sin dar muchos detalles, había adelantado que para el 2018 una de sus cápsulas no tripuladas, Dragon, llegaría a Marte para preparar el camino de una primera misión con humanos en el 2024. Por eso, ayer en el Congreso Internacional de Astronáutica en Guadalajara (México), Musk fue recibido con una gran ovación.

“No puedes crear una civilización autosustentable si, con la tecnología actual, el precio del boleto es de US$10.000 millones por persona”, indicó el magnate. Su meta es bajar el costo hasta los US$100.000.

Aquí lo que dijo Musk en un resumen de 5 minutos:


El proyecto tiene dos partes fundamentales: la nave marciana y el cohete lanzador. La nave tendrá 17 m de diámetro y más de 49,5 m de alto. Podrá transportar, en un inicio, hasta 100 personas por vez. La capacidad de carga será de 450 toneladas. Musk tiene como meta hacer unos 1.000 viajes de este tipo.

Esta nave será puesta en órbita por un lanzador (77,5 m de alto por 12 m de diámetro) con 42 motores Raptor a base de metano y oxígeno líquido que generarán 128 meganewtons de empuje. Al llegar a la órbita terrestre el lanzador regresará a la Tierra, será recargado de combustible y volverá a partir para completar la carga de la nave.

El viaje, que durará de 80 a 150 días, “tendrá que ser divertido. No puede hacerse acartonado o aburrido”, explicó el propio Musk. Por eso la nave tendrá un restaurante, cabinas, películas y otros entretenimientos.

Sin embargo, a muchos especialistas no les ha quedado claro si contará con el financiamiento necesario (aseguran que requerirá inevitablemente unirse con alguna agencia espacial estatal), cómo se gestionarán las emergencias (qué pasará si hay algún accidente durante el despegue o en el camino), con qué sistemas de soporte vital contará (será una nave con mucha gente y en un viaje muy largo, además de la disposición de deshechos), entre otros detalles importantes. Y hay quienes han sido más claros y aseguran que todo esto no es más que un plan de publicidad para beneficiar los múltiples emprendimientos de Musk.

De todos modos, la nueva carrera espacial ha comenzado.

////////

Más datos

Más gente y menos tiempo. Elon Musk quiere que cada nave pueda albergar a 200 personas y que el tiempo de viaje se acorte a 30 días. De esa manera los precios se seguirían abaratando.

Sin Protección. Los expertos criticaron que no se dijera nada sobre la protección que se debería tener contra la radiación.

Proyecto absurdo. Para la Agencia Espacial Europea, este es un proyecto inviable y con el que solo se busca publicidad.


Publicado en El Comercio el 28 de setiembre del 2016. A esta versión se le agregó más información.



El Perú se abre paso al espacio


(Foto: Bruno Ortiz B.)

Está en órbita el primer satélite de propiedad peruana, que se dedicará a la observación y captación de imágenes Es el más moderno de la región Expertos piden más capacitación en ámbito espacial.

La noche del jueves se marcó un hito en la historia de la investigación espacial en el Perú. Desde el puerto espacial de Kourou (Guayana Francesa), el lanzador Vega fue el encargado de llevar al espacio al Perú SAT-1, el primer satélite submétrico de observación terrestre, que fue adquirido por el Estado Peruano a la empresa Airbus Defence & Space.




Aunque para muchos con la llegada de este aparato –que orbitará por diez años a 694 kilómetros de altura– el Perú recién se estrena en la investigación espacial, este tipo de actividades no son nuevas en nuestro país. “Nuestros antepasados investigaron el espacio y prueba de ello son las líneas de Nasca. Y muchos siglos después, encontramos ilustres peruanos como Pedro Paulet, quien en 1895 diseñó con éxito el primer motor cohete de combustible líquido de la historia”, indicó el coronel FAP Álex Delgado, jefe institucional encargado de la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial del Perú (Conida).

Es necesario recordar que la investigación espacial peruana no se quedó ahí. En noviembre del 2013, el Instituto de Radioastronomía de la PUCP lanzó al espacio el cubosatélite PUCP SAT-1. En enero del 2014, la Universidad Alas Peruanas lanzó su UAP SAT-1; y, luego, en agosto, la Universidad Nacional de Ingeniería hizo lo propio con su Chasqui-1.

—Amplia utilidad—

¿Cómo beneficia al Perú contar con un satélite propio como el Perú SAT-1? “Vamos a tener información satelital de nuestro territorio de una manera oportuna. Además, ya hay una primera generación de ingenieros peruanos que han podido obtener un conocimiento muy profundo de cómo se crea y desarrolla un satélite”, explicó el ingeniero Gustavo Henríquez, jefe del proyecto Perú SAT del Conida.

Las aplicaciones y los usuarios de estas imágenes son muy variados. “Se pueden usar las imágenes para la agricultura con el monitoreo de cultivos; para la supervisión y seguridad de nuestro patrimonio cultural; para la prevención y monitoreo de actividades ilícitas, como minería ilegal, deforestación, detección de pistas clandestinas; se puede usar también para planeamiento urbano, entre muchas más cosas”, agregó Henríquez. Esas imágenes no solo son para su uso en el ámbito nacional. El Perú también puede usarlas para ayudar a otros países, por ejemplo, en caso de desastres. O incluso convertirse en proveedor de algunas instituciones.

—Velocidad y eficacia—

El satélite será monitoreado y las imágenes que envíe serán recibidas y procesadas en la Tierra por el Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (Cnois), ubicado en Punta Lobos, Pucusana, a la altura del km 57 de la Panamericana Sur.

El Perú SAT-1 tendrá dos contactos por el día y dos por la noche. Durante este último contacto, el aparato recibirá las imágenes para saber de qué lugares debe tomar las imágenes y en el día indicado hace las capturas y las descarga al Cnois. Todo se transmitirá vía Internet.

Este lanzamiento abre sin dudas las puertas a un mundo de posibilidades que pueden ser aprovechadas desde lo científico. Está en manos de las autoridades que esta oportunidad nos beneficie a todos.

Capta objetos de menos de un metro

El Perú SAT-1 es un satélite submétrico. Esto quiere decir que puede identificar desde el espacio objetos que tengan como mínimo un tamaño menor a un metro, exactamente desde los 70 cm. Esto lo convierte en el más poderoso de su tipo en Latinoamérica.

El satélite orbitará a 694 km de altura, a una velocidad de 7 kilómetros por segundo. Esto le permite dar más de 14 órbitas diarias a la Tierra, y en cada una demora 101 minutos.

Publicado en El Comercio el 17 de setiembre del 2016

Blogdenotas, el podcast T1 - E3: Los gama media y Lima



Esta semana el podcast viene desde Lima, en donde conversé con Guimo Zegarra, gerente de producto de Lenovo Mobile Business Group (MBG) sobre una nueva tendencia que se está haciendo más evidente desde los últimos dos años: ahora los fabricantes están dotando de mayores y mejores característica a los smartphones de gama media. Así es. Si quieres tener un teléfono con excelente prestaciones, solo debes esperar un año pues lo más probable es que el mejor dispositivo de gama media de este año tenga todas (y no exagero) las características del modelo Premium del año anterior.

Obviamente esa es una buena noticia para el usuario. Sin embargo, queda otra pregunta en el aire. Ante esta tendencia ¿qué quedará entonces como novedad o componente atractivo para los dispositivos móviles de gama alta? La respuesta la encontrarás en este tercer episodio.

Si te gusta la plataforma de SoundCloud, puedes escuchar mis episodios allí:



Pero si lo tuyo es otra cosa, como la plataforma de Ivoox, también puedes encontrar los episodios allí:


Y recuerda que si tienes alguna sugerencia sobre temas que te gustaría que toque en este podcast, no dudes en dejarla en la caja de comentarios o si no en cualquiera de mis redes sociales (me encuentras como Blogdenotas).


El muchacho alegre de la extraña enfermedad



Gaten Matarazzo es una de las estrellas de la serie de Netflix “Stranger Things” y sufre una rara enfermedad. Usa hoy su fama para que se conozca más sobre su condición.

¿Qué puede hacer a una persona sentirse realmente única en el mundo? ¿Ser actor de la serie de moda, tener una enfermedad que la sufre solo uno en un millón... o ser ambos? El actor Gaten Matarazzo acaba de cumplir 14 años y es uno de los personajes más entrañables de la exitosa serie de Netflix “Stranger Things”. Allí interpreta a Dustin Henderson, un niño de 11 años, que sufre una extraña enfermedad llamada displasia cleidocraneal... la misma que él tiene.



En agosto, en una entrevista con Vice.com, Matarazzo hizo público que sufría esta enfermedad hereditaria, que tiene como una de sus características la ausencia o deficiencia en la formación de las clavículas.

Contó que durante las audiciones les dijo a los hermanos Duffer (directores y escritores de la serie) sobre su padecimiento e hizo el truco de encoger los hombros para extenderlos frente al pecho. Tras quedarse con el papel de Dustin, los Duffer decidieron que el personaje también tenga ese mal.

La semana pasada, en diálogo con “People”, el actor dio más detalles sobre cómo lidia con esta enfermedad incurable. Entonces, comentó que su caso es uno de esos muy extraños en los que la displasia cleidocraneal aparece sin que haya sido heredada. “En mi caso, la enfermedad es muy leve, por lo que no me afecta mucho. Pero para mucha otra gente la situación es muy complicada”, indicó.

Mientras que la mayoría de pacientes requiere múltiples operaciones de tórax y en la cara, Gaten solo ha necesitado algunas en la boca. “Mucha gente me ha escrito para decirme: ‘Me has hecho sentir mejor sobre mi condición, ya que la muestras en TV y la gente se identifica’. Creo que estoy ayudando a que la gente se entere del tema y eso me hace sentir muy bien”, señaló.



—Muy rara condición—

La displasia cleidocraneal suele ser hereditaria –transmitida por el padre–, pero en un tercio de los casos se presenta de manera espontánea. Afecta por igual a niños que a niñas.

De acuerdo con la web Medline Plus, quienes sufren esta enfermedad tienen una frente y mandíbula prominentes y el área de la mitad de la nariz es ancha. Además del desarrollo anormal o ausencia de clavículas, una característica es que los dientes de leche suelen aparecer más tarde de lo normal, o en mayor número.

Es una enfermedad que no tiene cura, que no afecta la inteligencia del paciente, pero que requiere supervisión de la zona oral y prevención ante problemas óseos.



Experiencia teatral
Gaten Matarazzo debutó como actor a los 8 años, cuando participó en la obra “Priscilla y la reina del desierto” en Broadway. En el 2014 interpretó a Gavroche en la obra “Los miserables” en el mismo circuito teatral.

Salto a la TV
En el 2015, Matarazzo actuó en “The Blacklist”. Este año participó en “Stranger Things” y estará en la segunda temporada.

Publicado el 9 de setiembre en El Comercio

Blogdenotas, el podcast T1 - E2: Intel y San Francisco


La semana pasada empecé con esta nueva aventura, que es intentar ser constante en la publicación de podcast de manera semanal. Si no has escuchado aún el primer episodio lo puedes hacer aquí o aquí.

Pues bien. Ya pasó una semana y se vino el segundo capítulo. Esta vez vuelve a ser desde el exterior, específicamente desde la hermosa ciudad de San Francisco, en California (EE.UU.) Hace unas semanas llegué hasta allá para realizar la cobertura del Intel Developers Forum (IDF 2016), reunión anual que organiza el fabricante de procesadores estadounidense. Entonces se me ocurrió que podía aprovechar la circunstancia para gestar uno de los episodios de Blogdenotas, el podcast.






Y como insisto en la idea de tener cada semana por lo menos un invitado, perseguí a dos capos en tecnología que también estaban allá para que participaran en esta oportunidad: el mexicano Javier Matuk, quien encabeza el interesantísimo portal de tecnología Unocero.com (si aún no lo has visitado, ¿qué esperas?), y el argentino Ricardo Sametband, editor de Tecnología del diario La Nación, autor del entretenido blog Movilandia (en el que sus comparativos con alfajores son su marca registrada) y una de las personas que más sabe sobre celulares que conozco. ¿El tema? El presente y el futuro de Intel, en un escenario en donde los dispositivos móviles han desplazado a las PC.

Espero que les guste este nuevo capítulo. Si han escuchado el primero se darán cuenta que he cambiado la dinámica, pero igual estoy abierto a recomendaciones y sugerencias para mejorar tanto la forma como el contenido de estos programas. Ah, y si te gustó, compártelo.

Episodio 2 en SoundCloud.
Episodio 2 en Ivoox.