Periscope #3 - Lo que estoy probando



Hace unas horas realicé una transmisión vía streaming, usando la aplicación Periscope. Es la tercera que hago (de manera formal). Si no la pudiste ver, puedes revisar el video que comparto contigo a continuación. La temática es: ¿qué estoy probando esta semana?

1. Un Smartphone Xperia C5 Ultra con la Smartband 2 de Sony.
2. Una cámara digital para autos, de Radio Shack - Coolbox.
3. Una plataforma de carga inalámbrica y un adaptador para carga inalámbrica para smartphones Android.
4. Laptop Lenovo Ideapad 500.
5. Mini PC Brix con procesador Intel de 6ta Generación.

¿Qué te pareció el video? Dale like y manito para arriba si te gustó. Y no te olvides de dejarme tus ideas y sugerencias.


Happn: “Es una segunda oportunidad para conocer a un desconocido"



Foto: Linkedin

Marie Cosnard, directora de Tendencias de Happn, explica el novedoso concepto de esta aplicación de citas

¿Cómo funciona Happn?
Happn es una app de citas 100% móvil que te permite descubrir a las personas con las que te has cruzado, y que te gustaría encontrar. Happn está geolocalizada y en tiempo real: cada vez que te cruzas con otro miembro, su perfil aparece inmediatamente en la app.
La página de inicio es una línea de tiempo de las personas con las que te vas cruzando: cada vez que te cruzas con otro miembro Happn, su perfil aparece en la app en tiempo real. En cada perfil, aparece el número de veces en las que se han cruzado, así como la zona aproximada y la hora.



¿Qué pasa cuando te cruzas con alguien que te gusta?
Cuando uno se cruza con una persona que le gusta, puede darle un Like en secreto (el botón corazón) - esa persona no lo sabrá salvo que la atracción sea mutua -  o enviarle un Saludo (el botón varita mágica) – manda una notificación - para demostrar su interés. Cuando dos personas se gustan mutualmente, se produce un Crush que les permite iniciar la conversación en el chat.

¿Cuántos usuarios tienen?
Se lanzó en febrero del 2014. La aplicación ahora cuenta con más de 15 millones de usuarios.

¿A quién está dirigido?
Happn es para todos. El único requisito es que seas mayor de 18 años. La mayoría de los usuarios van de los  20 a 35 años, que suelen ser personas muy sociables que buscan una oportunidad para conocer a alguien y ver qué pasa. La app está diseñada como una ayuda para las personas que viven en las grandes ciudades, donde cada día se cruzan miles de personas, ahí es donde Happn entra en acción.

¿En qué se diferencian con las otras aplicaciones de citas?
A diferencia de otras aplicaciones de citas que también utilizan la geolocalización, Happn solo muestra las personas con las que te cruzan. Happn tiene una idea más natural, pues conecta a las personas con las que te has encontrado en el mismo instante y a poca distancia. Te ofrece una segunda oportunidad para conocer a estos desconocidos con los que te has topado alguna vez, de esta manera se enriquece la experiencia vivida y las casualidades del día a día. ¿Quién no ha vivido ese flechazo con un desconocido en un café? ¿O quizás en la calle sin poder hablarle porque estaba con su jefe? ¿Y si al darse la vuelta esa persona desapareció? ¿Por qué no se atrevió a hablarle?

¿Cree que este tipo de herramientas deshumanizan las relaciones de las personas?
Happn nació de esta constatación y fue creada precisamente para hacer volver el mundo real en la experiencia del dating. Nos dimos cuenta que la experiencia de los usuarios en los sitios de citas en línea era completamente virtual, y por otra parte nos cruzamos con montones de personas por la calle cada día.

Happn es una herramienta que te acompaña en tu vida diaria. Hoy en día el móvil te permite reservar un hotel, pedir un taxi, comunicar con tus amigos, seguir tus progresos deportivos, etc. Ya hace parte de y simplifica la vida de tanta gente. Creemos que es lo mismo con las apps de citas, te ayudan encontrar gente en la vida real, porque todo empieza cuando dos personas se encuentran cara a cara.


“Tinder es la forma en que las personas se encuentran en todo el mundo”


Fuente: Tinder Latinoamérica

Andrea Iorio, director de Negocios para Tinder Latinoamérica, explica el fenómeno mundial de esta aplicación de citas.

¿En qué se basa el funcionamiento de Tinder? 
Tinder  es una aplicación para conectar personas. Permite a los usuarios encontrarse entre sí en base a sus preferencias y gustos. Dependiendo de su rango de edad y perímetro de búsqueda (en Km.) que eligen, para poder conversar y, quizá, conocerse personalmente.
Las personas con las que Tinder te permite conectar podrán ver también tus gustos y amigos en común publicados en la red social Facebook.

¿Cómo funciona esta aplicación? 
Los algoritmos de Tinder te permiten ver a las personas que se encuentran dentro de los parámetros de edad y distancia que determinaste. Esta aplicación toma fotografías e información que compartiste en Facebook para que los demás usuarios de Tinder te conozcan. Además, puedes añadir una breve biografía para complementar tu perfil en la App.
Una vez que Tinder te muestra a las personas sugeridas, puedes dar “Like” -deslizando la fotografía hacia la derecha o presionando un corazón que se muestra en la pantalla- o “Nope” –deslizando la fotografía hacia la izquierda u oprimiendo una X que se muestra en la pantalla-.
Los Nope son totalmente anónimos. En el caso de los “Like”, es distinto; si una persona a la que le diste un “Like” también te da “Like”, entonces estarán conectados (harán match) y podrán conversar, de lo contrario, tu “Like” permanecerá anónimo.
Con Tinder, los usuarios pueden hacer nuevas conexiones con las que comparten intereses, y no hay miedo al rechazo. Tinder permite conversaciones cautivantes y conexiones significativas. En Tinder se puede aprender más acerca de un posible partido que en la vida real gracias a la autenticación a través de Facebook que permite a los usuarios ver sus amigos comunes y cuáles son los intereses que comparten, así como cualquier otra información que puedan linkear en su bio, dejando el poder directamente en las manos de los usuarios que pueden elegir con quien les gustaría conectar.
Estas innovaciones hacen de Tinder una herramienta más eficaz que la vida real cuando se conoce a alguien nuevo. Esa es la razón por la que Tinder simplemente se ha convertido en la forma en que las personas se encuentran hoy en día en todo el mundo.

Tinder Plus from Tinder on Vimeo.

¿Cuántos usuarios tienen?
Llegamos a 100 millones de descargas en apenas 3 años - mucho más que cualquiera antes de nosotros. Cada día, hay 26 millones de matches en Tinder alrededor del mundo. 85% de los usuarios Tinder tienen entre 18 y 34 años.

¿Cuál es su diferencial con respecto a las otras aplicaciones de citas?
Tinder ha hecho lo que ninguna otra aplicación de citas o website –ha roto el estigma asociado con conocer gente en línea o vía apps. Todos están en Tinder. Nosotros lanzamos la app e hicimos pruebas con estudiantes universitarios, para empezar.
Sabemos que si ellos –los más sociables- encontraban valor en Tinder, entonces podría cambiar la forma en que las personas se conocen y salen en todo el mundo. Ahora, tres años después, cada día suceden 26 millones de matches a nivel mundial.
Antes de Tinder, las mujeres se sentían abrumadas al usar los sitios de citas tradicionales, porque los hombres podían enviar mensajes a quien quisieran, independientemente de si ella estaba interesada o no.
Tinder introdujo algo completamente nuevo para empoderar a las usuarias: la reciprocidad. Los usuarios solo pueden contactarse cuando hay mutuo interés. En el caso de Tinder, ese interés se muestra al deslizar a la derecha, una funcionalidad que refleja el comportamiento real y juega un rol fundamental en el cambio de percepción que las personas hoy tienen ante las aplicaciones. Con esta sensación de control, muchas más mujeres se sienten habilitadas a establecer nuevas conexiones y así es como debería ser, conocer nuevas personas debe ser algo divertido, enriquecedor. Además, nunca sabes a dónde puede llevarte esa conexión.

¿Por qué hay una efervescencia del uso de este tipo de apps?
El crecimiento de las aplicaciones de citas está estrechamente relacionado con el crecimiento de uso de celulares y smartphones. Al mismo tiempo, los principales sitios de citas –como los pertenecientes al Match Group- tienen sus propias aplicaciones móviles.
Tinder es más que una aplicación de citas, es una aplicación de descubrimiento social, y la diferencia radica en que, mientras los sitios de citas te piden mucha información para que sus sofisticados algoritmos trabajen en encontrar tu pareja ideal, con Tinder la interacción es más rápida y fácil. Lo único que debes hacer es bajar la aplicación, sincronizarla con tu Facebook y estás listo para comenzar a deslizar a la derecha si te gusta alguien o a la izquierda, si no.
El uso de Tinder es muy simple, porque no tiene tantos filtros como los sitios de citas y es como un juego.

¿Estas herramientas digitales son realmente eficientes para conseguir pareja?
Tinder, hemos recibido decenas de miles de casos de éxito, desde personas que se conocieron en Tinder  alrededor del mundo – y continuamos recibiendo todos los días. Estas historias van desde nuevas relaciones, a compromisos, casamientos, bebés Tinder, entre otras. En #SwipedRight puedes encontrar algunas de estas historias maravillosas.

Hay quienes acusan a la tecnología de “deshumanizar” a las personas y hacerlas cada vez menos sociales. ¿Está de acuerdo con ello?
Absolutamente no. Tinder le permite a los usuarios formar nuevas relaciones y conexiones significativas. Más de 10 mil millones de conexiones se han realizado en Tinder desde su lanzamiento en septiembre de 2012.
Estas son 10 mil millones de conexiones que puede nunca hubiesen existido si no fuera por Tinder. Y de hecho, más de 1 millón de citas Tinder ocurren en todo el mundo cada semana. Nuevas gente se reúne en persona diariamente gracias a Tinder.


Elecciones 2016 [II]: lo que según mi opinión se debe mejorar


Estas elecciones fueron muy particulares. Sobre todo por las diversas innovaciones que se introdujeron en estos comicios y las larguísimas colas que se formaron en los distintos colegios electorales. A continuación, compartiré con ustedes lo que pienso al respecto.




La ONPE introdujo varios cambios en este proceso electoral:

  • La posibilidad de que se elija un colegio electoral más cercano a nuestras direcciones.
  • Dejó de lado los números de Grupo de Votación para organizar todo en orden alfabético.
  • Decidió ampliar la prueba del voto electrónico.


Votar más cerca y el nuevo orden

Aquí hay algo claro: a mucha gente le benefició esta decisión. Claro, también debemos recordar que muchísimos más no actualizan sus direcciones en el DNI por diferentes razones… pero ese es otro cantar. 

Ahora, esto ocasionó que los números del grupo de votación quedaran obsoletos. Claro, pues. Si ahora cada uno podía elegir donde votar, lo más lógico es que se ordenen a todos los votantes de un colegio por orden alfabético.

Esto sacó de tu statu-quo a muchísima gente. Fui testigo de gente que salía de un colegio de votación porque pensaba que seguía votando allí o gente que, pese a las grandes banderolas fuera del colegio, ingresaban para recién adentro buscar dónde les tocaba votar.

Es cierto que poner más electores por nueva mesa de votación complicó más el tema, pero desde mi punto de vista, se trató de un tema de mala organización. ¿Por qué? Porque al parecer las directivas de la ONPE no eran cumplidas por los mismos representantes de la ONPE. 

Por ello pude ver que en mi colegio sí permitieron filas para atención para discapacitados, adultos mayores y madres gestantes, pero sé que en otros colegios no pasó así. Del mismo modo, a través de los medios de comunicación se suponía que, en los locales en donde se realizaría el voto electrónico, los adultos mayores podrían ingresar con algún acompañante si lo requerían. En varios colegios esto no se permitió.

Aunque hubo mucho malestar, se supo que las colas no solo se formaron en los colegios con voto electrónico sino también en los que se mantuvo la elección de manera manual.

¿Qué se puede hacer?

  1. Preparar bien los colegios. No solo es cuestión de retirar las carpetas de las aulas a usarse y señalizarlas. Sería bueno que se determinaran zonas cómodas o con facilidades para la atención preferencial.
  2. Con respecto a la atención preferencial. Se debe permitir que alguien acompañe a la persona que requiera ayuda, pero no por ello esa persona debe aprovechar y también emitir su voto. Por la cantidad de gente en las mesas, debería determinarse que la atención será un elector de la fila regular y otro de la fila preferencial… y así.
  3. Debería diseñarse alguna alternativa para que las personas que tienen algún problema de movilidad (que usen silla de ruedas o muletas o que simplemente por su edad no pueden subir y bajar escaleras) puedan votar en una zona de fácil acceso.
  4. La gente que por primera vez va a usar el voto electrónico debe prepararse con anticipación, para no demorar en el proceso. Esta vez, había simuladores en línea.
  5. Del mismo modo, la gente debería aprovechar las facilidades que dio ONPE para elegir lugares de votación cercanos a nuestros domicilios. Vía SMS y e-mail se confirmaba esa información.



Queda para otra discusión el tema de los protocolos de seguridad y auditoría en el mecanismo del voto electrónico.

Elecciones 2016 [I]: mi voto electrónico




Voy a dedicar dos posts en este espacio a las recientes Elecciones Generales 2016. El primero (que es este que estás leyendo) se va a dedicar exclusivamente al tema del voto electrónico.
Mucho se ha hablado (y discutido) sobre la pertinencia de habilitar el sistema de voto electrónico para más electores en los recientes comicios generales. Ahora voy a compartir con ustedes un breve análisis, desde mi experiencia, referido al uso de una máquina para emitir el voto: lo que está bien y lo que puede mejorar.
Así es. Me tocó votar en uno de los 19 distritos en los que se usó el voto electrónico. En lo particular –y centrándome en cómo usaron la máquina los miembros de mesa como mi uso en la cámara secreta- me pareció un proceso muy rápido y que deja muy poco espacio a las fallas.



LO QUE ME PARECIÓ BIEN
La idea del proceso me parece buena. El escáner hace todo, sacando la información de mi DNI y mostrándola en una pantalla. Con eso se ahorran valiosos segundos al no buscar “con el dedo” el nombre del votante en el padrón impreso.
El proceso de votación en sí no me parece complejo. La pantalla tiene un tipo de letra suficientemente grande y además cuenta con una asistencia auditiva que ayuda a continuar con el proceso.
En cuanto a la usabilidad del software en sí, me pareció simple, adecuado y con mucha lógica. Sobre la cédula digitalizada se mostraban a los candidatos presidenciales. Luego de seleccionar el casillero de nuestro preferido, se debía presionar “Siguiente”. Después, la segunda parte de la cédula para el voto al Congreso. Confieso que me preocupé al momento del voto preferencial, porque al ver los dos casilleros y un teclado numérico, pensé que iba a tener que ingresar dígito por dígito. Felizmente, luego me di cuenta que había que escoger el número que uno quería (ya estaban agrupados en grupos de a dos) y listo. De allí, a hacer lo propio con los candidatos al Parlamento Andino.
Otra cosa que me pareció buena es que en las tres partes de la votación esté activa la posibilidad de votar en blanco o viciar el voto, así como la opción para regresar a la pantalla anterior para corregir algún dato.
LO QUE ME PARECE QUE SE PUEDE MEJORAR
Primero, el tema de la tarjeta de votación. Recién ahora, después de haber votado, le encontré el sentido. Sin embargo, creo que se agilizaría mucho más el proceso si es que en lugar de la tarjeta de votación se utiliza el propio DNI. Claro, tendría que ser el DNI Electrónico, el nuevo. Ojalá que esta posibilidad sea viable.
Desde el punto de vista estético, se pueden buscar carcasas que le den un aspecto no solo más bonito sino hasta más serio a las máquinas del voto electrónico. La que usé tenía un aire como que había sido adaptada o hecha en casa y, a veces, la imagen puede ayudar un montón a reforzar de manera positiva alguna idea. En este caso, la idea de masificar el uso del voto electrónico.
En cuanto al diseño del equipo, quizás se podría intentar colocar la ranura de inserción de la tarjeta en otro lugar o, en todo caso, mejorarla. Cuando me tocó votar, fallé en insertar la tarjeta la primera vez. No quedaba clara la ubicación de la ranura. Imagínate en el caso de un adulto mayor al que le tiembla la mano o le falla la vista. Quizás un aditamento como los que usan los cajeros automáticos sería una opción.
Estas son mis apreciaciones con respecto al voto electrónico, específicamente en cuanto a la utilización de las máquinas. ¿A ti también te tocó voto electrónico? ¿Te pareció sencillo el proceso? ¿Crees que es una buena opción? (Recuerda que no estoy hablando ni de la organización, ni de los cambios de mesa, ni de las colas, etc.).