Deportes: Barza campeón de Europa… y sigo escribiendo sobre arqueros

18:57 Bruno Ortiz B. 1 Comments

A estas alturas me es imposible no comentar, siquiera brevemente, la final de la Liga de Campeones entre el Arsenal inglés y el Barcelona español.

El partido era el más esperado por todos. En el Decano, la cafetería estaba más llena que nunca y todos viendo ESPN. Y en la redacción pasaba lo mismo. Y por lo que pude percibir todos, o por lo menos la mayoría, apoyaban al Barcelona. Asumo que por el tema de la solidaridad sudamericana (que nos queda) por los brasileños que juegan allí o por que hablamos el mismo idioma (pese a que en Barcelona se habla catalán… y si no es así, corríjanme). No lo sé, pero la cosa es que la mayoría hinchaba por los azulgranas.

El partido en sí fue emocionante, pero creo que más por la trascendencia del encuentro que por la calidad del juego. Arsenal abrió el marcador, Barcelona logró voltear el partido sobre el final y Ronaldinho le ganó el duelo a Henry (tu no, López Tafur, sino el francés).

Lo que me merece la pena comentar es la jugada en la que le anulan un gol al Barcelona en la primera mitad. Samuel Eto’o entró por el medio y el portero alemán Jens Lehmann salió a detener la jugada y no tuvo otra opción que cometer falta. El balón quedó suelto y finalmente Giuly lo introdujo dentro del arco inglés. Sin embargo, el árbitro noruego Terje Hauge anuló el tanto. El réferi, que asumo estaría también nervioso por dirigir esa final, decidió ir a lo seguro: pitó la primera falta y no dio la ley de la ventaja. En consecuencia, expulsó al alemán y sancionó tiro libre a favor del Barcelona.

Mi comentario de hoy es sobre el portero español Manuel Almunia que tuvo que suplir a Lehmann en esta final. Les aseguro que ni en sus sueños más optimistas, él se imaginaba tapando en ese partido. ¡Y qué carga!. Imagínense: tener que ingresar con el partido ya comenzado y que tu primera jugada sea ante Ronaldinho dispuesto a patear un tiro libre muy cerca del área grande. A mi me pareció que la responsabilidad que caía sobre el español en esos momentos fue comprendida por el resto de los jugadores del Arsenal, tanto así que pese a que el balón salió desviado, uno de los defensas ingleses se lanzó de cabeza siguiendo la dirección del balón porque intuía –como sucedió- que el arquero ingresante no iba a llegar.

Al final, a Almunia le metieron dos goles (el último bien forzado y desafortunadamente de huacha) y perdió el título. Pese al resultado final, creo que igual quedará en un lugar especial de sus recuerdos este partido. No cualquiera juega una final.

  • Una muy buena compilación de la final de Europa



Video: Youtube.com
Foto: Página web www.fcbarcelona.com


1 comentarios:

Henry López dijo...

amio, gracias por el pase, pero ese Henry gallo no me llega ni a las tobilleras ... porque no tengo, jajajaja. Te esperamos en la próxima pichanga en el San Isidro Arena. Saludos.