Recordando a “double 0-seven”

18:24 Bruno Ortiz B. 0 Comments

En estos días pude ver la última película de la serie del agente 007, la cual también es la última protagonizada por Pierce Brosnan: Otro día para morir. Ver este filme me hizo recordar muchas cosas con respecto al mítico James Bond, pues gracias al fanatismo de mi hermano he podido ver, más de una vez, todas las películas de la serie:









El personaje. Dejo salir mi lado machista y, tras ver esta película me reafirmo: James Bond es un maestro. Este compadre se la pasa viajando por todo el mundo, se aloja en los mejores hoteles, toma y come bien, le dan los mejores carros, tiene a su disposición los juguetitos tecnológicos (gadgets) que quizás uno nunca usaría pero le gustaría tener, se divierte matando a los malos y, encima, se acuesta con las mujeres más bonitas del planeta. Ganador total.

Mis calificaciones para los intérpretes:

Sean Connery (Dr. No, Desde Rusia con amor, Goldfinger, Operación Trueno, Solo se vive dos veces, Los diamantes son eternos), el mejor. Fue quien le dio alma a Bond e indicó al resto cómo debía ser. Su único error fue interpretarlo, en una cinta fuera de la serie oficial (Nunca digas nunca jamás Never say never again) con peluquín. El único bache mientras tuvo licencia para matar. El 20 es más que obvio.

George Lazenby (Al servicio secreto de su majestad), un error pasajero de los productores. No calzaba ni en la pinta ni en la personalidad. Y es un grave error porque personificó al agente secreto en una cinta de mucha trascendencia para su historia personal. Muchos no recuerdan que en esta película Bond se casa y enviuda, un detalle que pocos recuerdan. Le pongo 10.

Roger Moore (Vive y deja morir, El hombre de la pistola de oro, La espía que me amó, Moonraker, Solo para tus ojos, Octupussy, En la mira de los asesinos), cambió drásticamente al agente, desde el color de pelo hasta la actitud. Lo hizo más gracioso, pero en lo personal no me parece que tenía el físico para encarnar a Bond. Sin embargo, era agradable y es uno de los más recordados. Tiene un 18.

Timothy Dalton (Su nombre es peligro, Con licencia para matar) . Gran peso sobre sus hombros. Asumió el reto con una valla muy alta establecida por Connery y Moore. Además, agarró al personaje en una época en donde el mundo estaba cambiando demasiado (desde la caída del muro de Berlín hasta la aparición del SIDA). Yo creo que fue correcto, pero la faltó carisma. Le doy un 15.

Pierce Brosnan (Goldeneye, El mañana nunca muere, El mundo nunca es suficiente, Otro día para morir). Una muy buena elección. Reinyectó energía al personaje, le devolvió su personalidad perdida en el tiempo y estableció la pauta para su vigencia en estos tiempos modernos. Un problema de contrato lo aleja de la franquicia. Muy cerca de Moore, con 17.

Esperaré a ver a Daniel Craig, el nuevo Bond en Casino Royale, que se estrena el 14 de diciembre, para calificarlo.

Las historias. Como se trata de un tipo de películas que llevan tantos años, las historias llegan a ser en parte predecibles. Sin embargo, siempre cuentan con el giro necesario para hacerlas interesantes.

Los gadgets. Simplemente increíbles. Y justo en cada película recibe uno más impresionante que el anterior, que terminará sacándolo del lío más gordo en que se mete. En este punto no podemos dejar de lado al vehículo: el Aston Martin. El de “Otro día para morir” es hermoso. Ahora, si pudiéramos conseguir uno con los mismos aparatos sería genial.

Los malos. Casi siempre interpretados por actores que uno no identifica mucho, pero creo que todos han cumplido con su cometido. Además, cada malo es más loco que el anterior, según pasan los años. Y además, cada uno con maquinaria sofisticadísima que mete mucho miedo, pero que al final no cumple su cometido. Eso sí, todos mueren feo.

Las escenas memorables. Varias, pero aquí algunas: Ursula Andress saliendo del mar en Dr. No (o si quieren Halle Berry haciendo lo propio en Otro día para morir), Bond cruzando un río por los aires conduciendo un coche, atravesando un hangar a punto de cerrar sus puertas con un aeroplano, conduciendo por la ciudad un coche partido en dos, etc., etc.

Si ustedes cuentan con más recuerdos sobre el espía, no duden en compartirlos aquí.



Video: Youtube.com
Foto: http://www.klast.net/bond/fan_page.html


0 comentarios: