Qué distinto cuando no le pasa a uno

15:41 Bruno Ortiz B. 3 Comments

Lo que mostró Argentina hoy ante Serbia y Montenegro fue muy bueno. En su segunda presentación en este Mundial, le dio un baile a la selección sin país y, después de mucho tiempo, el calificativo de favorito que siempre le endosan en los Mundiales parece tener, esta vez, mucho fundamento.

¡¡Grande Argentina!!

Sin embargo, tras ver una y otra vez los goles, y quedar encantados con la actuación de las nuevas estrellas gauchas, llegó un cable que fue como una cachetada a mi alegría.

Argentina logra 28 años después un 6-0 que la reivindica en los Mundiales”, decía la información. Rápida resta 2006 – 28 = 1978.

Así, es. La última gran goleada de Argentina por ese marcador fue a Perú en el Mundial del 78.

Que feo es cuando el país al que le metieron la goleada es tuyo. Claro. Empiezas a pensar si es que alguno del equipo se hecho (o sea, que se vendió), o que quizás se sobraron demasiado, o se metieron una tranca el día anterior.

Bueno, lo único que me queda como consuelo es recordar el golazo que metió, en ese mismo Mundial Teófilo Cubillas en aquel mítico y recordado partido contra Escocia. Eso sí, este gol lo pasan tanto por TV que un día de estos no sería raro que el Nene lo falle.


  • Lean esta crónica respecto al aniversario 28 de la goleada publicada en El Comercio




  • 3 comentarios:

    Sam dijo...

    Ese gol se ve bacán. Yo tb digo que es recontra diferente cuando a uno le suceden las cosas. Porque simplemente es verdad. Uno puede comprender lo que le pasa a otro, pero no vivirlo ni sentirlo igual. Ojalá llegue yo a disfrutasr de un mundial en el que Perú juegue. Me da cólera que todos recuerden con emoción aquellos años y que yo no tenga la más mínima idea de lo que se siente ver a tu selecciónsudándola en un mundial. No es lo mismo que yo vea los partidos anticuchos a que los vea en vivo y en directo, en mi época y no en otrora. Perú tiene que llegar a un mundial yaaaaaaaaaaa. Ojalá se cumpla mi deseo.

    Mauricio dijo...

    A propósito de la añejísima clasificación mundialista de nuestro país, una broma de muy mal gusto es lo que se está haciendo al respecto, con la "desinteresada" campaña de una popular firma cervecera a favor de que nuestra selección nacional de futbol alcance la tan cotizada clasificación para el mundial del 2010 (¡!)

    Y es que a los grandes creativos de este producto, se les ha ocurrido la iluminadísima idea de crear un "Fondo Cristal, Perú al Mundial" que se acumula monetariamente por la compra de 3 botellas de cerveza más el pago de un bolo adicional, pro fondos de esta noble causa.

    Lo gracioso es que a muchos de los peloteros nacionales se les acusa de tener un pésimo rendimiento PRECISAMENTE por dedicarse a una vida llena de juergas y bohemia (en donde la cerveza obviamente, no podría ser la excepción).

    ¿Quiere decir entonces que para curar al enfermo, hay que darle como remedio precisamente lo que lo ha estado empeorando de manera crónica durante estos últimos 24 años?

    ¡Quién entiende la lógica de estos peloteros! ¿verdad?

    No sé por qué, pero me acordé del Cóndor Rojas, jeje...

    ¡Saludos!