Sociedad: La reivindicación de la China

20:18 Bruno Ortiz B. 0 Comments

No exagero al afirmar que la gran mayoría de limeños han tomado, alguna vez, un micro o combi pagando solo china. Hasta hace poco yo era de los que, pese a haberlo hecho, no me sentía muy cómodo con negociar el precio de mi pasaje por una ruta corta. Pero ahora creo que en realidad forma parte del libre mercado en el que se desenvuelve el transporte público en el país.

Antes pensaba que no era justo, pues las reglas del juego estaban dadas y a mí me gusta respetar las reglas. Desde hace varios años el pasaje adulto cuesta, por lo general, un sol. Las empresas de transporte están en libertad de fijar la tarifa que crean conveniente, pero por un tema de demanda han debido mantener este precio para los trayectos que ellos consideran como urbanas. Sin embargo, los precios sí varían cuando se trata de rutas interurbanas o directas (de paradero a paradero) pues pueden alcanzar hasta los dos soles.

No obstante, he comprendido que la de la china se ha convertido en una nueva regla, a la cual te puedes alinear cuando lo desees. Y como dije antes, forma parte del libre mercado. ¿Es necesario que por un trayecto corto de unas 10 cuadras se tenga que pagar el pasaje completo?

Es más, en algunas zonas de Lima son los propios transportistas quienes invitan a los pasajeros a subir, señalando que cierto trayecto de su ruta lo pueden hacer pagando solo una china. Y ojo que son más de 10 cuadras. Así, pueden recorrer toda la avenida Brasil o viajar hacia Los Olivos y Comas por la avenida Universitaria, desde Colonial, por solo cincuenta céntimos.

Ahora, también es cierto que hay gente que abusa de esta situación y pretende hacer viajes largos por solo medio sol. Y debo señalar, desde mi condición de usuario de micros y con mucho dolor, que la mayoría de personas que tienen este comportamiento son adultos mayores.

Entonces, desde este modesto espacio quiero rendirle un pequeño homenaje a la vilipendiada china, quien es mal vista por los microbuseros pero se convierte en la salvación para los cortos de bolsillos.


0 comentarios: