Deportes: ¿Sirve de algo menospreciar al rival? San Martín 2 – River 0

21:31 Bruno Ortiz B. 0 Comments



Sin duda es el primer objetivo de cualquier equipo que llega por primera vez a la Copa Libertadores: debutar con un triunfo y si es ante un club grande, histórico, mejor. Esta tarde, el Deportivo Universidad San Martín de Porres debutó el certamen internacional y derrotó con dos golazos (no cabe otro calificativo y si no me crees, dale una revisada a al video) al River Plate de Argentina, en su debut, en la Copa Libertadores 2008.

El motivo del título de este post es lo que salió publicado por el diario Olé de Argentina ayer. Si no lo vieron, todo empieza con esta portada.

En ella, como ven, sale Muela, la simpática mascota creada por la gente de Odontología de la universidad y que acompaña fielmente al equipo. Bueno, los argentinos señalan que “Los libros no muerden” y recuerdan que es un equipo con poca hinchada y que la universidad iba a dar facilidades en los exámenes a los alumnos que asistieran al partido de hoy. No digo que estas afirmaciones sean falsas (por lo menos, la última no me consta), pero lo que no me cuadra es que esos hechos se presentan como para descalificar al equipo. Está bien que, siendo un equipo sumamente joven, no tenga mucha hinchada pero al final los que juegan son los que salen a la cancha, no los que alientan. Los que les ganaron a River fueron los jugadores de la San Martín, no su hinchada.

Escuchaba a alguien comentar que River no perdía en Lima desde 1996 (hace ya 12 años), cuando Cristal lo venció por 2 a 1 (si no recuerdo bien, los goles fueron de Solano y Julinho, y el descuento argentino fue de un Crespo que todavía quemaba sus primeras etapas). Yo confieso que fui a ver ese partido. Confieso que fui porque me regalaron una entrada. Confieso que fui porque, siendo hincha de Universitario, quería ver a River Plate, equipo del que era seguidor en esa época por contar con jugadorazos de la talla de Bonano, Sorín, Berti, Astrada, Berizzo, el Burrito Ortega en su mejor época y al espectacular Francescoli. Sin embargo, pese a todo, con el transcurso de los minutos fui testigo de cómo Cristal fue manejando el partido y cómo no supo ampliar más el marcador. Confieso que terminé alentando (como casi todo el estadio) para que el equipo peruano ganara con más claridad. Allí sentí por primera vez que no todo en el estadio es cosa de equipos, a veces también es cuestión de país.
Hago todo este comentario por algo que sucedió hoy en el partido de la San Martín. Si bien hubo mucha gente, varios peruanos se aparecieron en el estadio con la camiseta del equipo argentino. ¿Había la necesidad de hacer eso? Justamente ese tipo de actitudes son la que desnudan la mentalidad de algunas personas y explican por qué las cosas no progresan en nuestro fútbol.

¿Y ahora qué publicará Olé mañana?

ACTUALIZACIÓN (14/02/08): Por lo menos tuvieron la delicadeza de dedicarle el mismo espacio (la portada) a la derrota argentina. Sin embargo, no se cansan en recalcar la juventud del equipo y su poca hinchada. ¿Será que no basta con decir que los argentinos jugaron mal y que, por fin, un equipo ‘chico’ pudo dominarlos en la cancha?


Fotos: Diario Olé


0 comentarios: