Deporte: Me gusta que gane Perú, pero no quiero que clasifique

17:23 Bruno Ortiz B. 3 Comments

Hice el comentario apenas terminó el partido contra Bolivia de la sub 17 y no faltó quien me miró feo. Estoy feliz de que después de varias décadas una selección peruana le haya podido ganar a una brasileña. Estoy más que contento que la selección de mi país (aunque sea una de menores), después de mucho tiempo haya ganado claramente un partido que empezó perdiendo. Por primera vez en mucho tiempo veo un equipo que está mostrando personalidad y que tiene jugadores que, al parecer, no se amilanan ante los adversarios, sean quienes sean. Y creo, sinceramente, que este grupo tiene muchas posibilidades de llegar lejos. Sin embargo por eso dije y digo, aunque me duela en el alma: “No quiero que este equipo clasifique ni a los Juegos Panamericanos de Rio de Janeiro ni al Mundial de la categoría de Corea del Sur.

“¿Por qué dices eso?” Me han preguntado varios. Muy simple: si este grupo alcanzara una muy buena presentación o en el mejor de los casos alguna clasificación esos ineptos que dirigen el fútbol nacional tendrían una excelente tabla de salvación. Asegurarían que ya tenemos futuro, que ese grupo hay que mantenerlo, que hay que trabajar con ellos y se olvidarían de la situación actual de la selección adulta y, por consiguiente, de las selecciones de categorías inferiores.

No quiero, porque mañana no faltará algún diario, algún periodista o alguna persona que pida a J.J. Oré a la selección de mayores, o los más osados, que este equipo juvenil sea la base de la selección que juegue la Copa América que ya se nos viene encima.

No quiero, porque servirá como una excusa que tapará por los garrafales errores de la dirigencia del fútbol peruano; y no quiero porque, inmerecidamente, ese señor que es presidente de la FPF podrá vanagloriarse de que durante su mandato una selección peruana obtuvo algo o tuvo una buena campaña.

Quizás a muchos les choque esto pero, dejando de lado mis sentimientos y mi corazón peruano y futbolero, es lo que me dice la razón. Qué más quisiera yo que el fútbol de mi país renazca de sus cenizas, qué más deseo yo que el fútbol nos pueda dar muchas alegrías… en realidad lo deseo, pero como consecuencia de un trabajo planificado y decente. No así, no como ahora.

Más información sobre este partido:

Aquí, aquí y aquí


3 comentarios:

alfredo dijo...

a pesar de que te entiendo totalmente, te tengo una pregunta...

acaso, con los años de fracasos futbolisticos esa dirigencia de la FPF ha cambiado?

Cuanto tiempo estuvo Delfino y posteriormente Burga.. si sumamos los dos mandatos... quince años?

realmente crees que haya alguna diferencia?


yo creo que necesitan cambiar los estatutos para las votaciones y de esa manera cambiar la manera de elegir la dirigencia

schatz67 dijo...

Y que culpa tienen los chicos de las estupideces que hacen los dirigentes de la FPF?

Me parece que el triunfo de los chicos sería un bofetón en la cara de los dirigentes.No te olvides que este equipo era de Pavoni y la FPF se lo dió a J.J. Oré ante la renuncia del argentino luego del descalabro de la Sub-20.

Como es previsible toda la prensa estercolera se va a tratar de subir a este carro triunfalista (si las cosas siguen saliendo bien) y cada uno tratará de sacarle el mejor provecho a la situación.Pero la pelota no se mancha mi estimado y ójala que ninguna maniobra o actitud extraña empañe o afecte el esfuerzo que estos chicos hacen para poder triunfar en el fútbol.

Respecto a Burga es el menos malo, lo terrible sería que un delincuente como el presidente de Alianza sea el nuevo presidente de la FPF.Un cabeceador,mentiroso y mitómano que es mucho peor que Burga.

Saludos

Schatz

Bruno dijo...

Ok, pero ¿la competitividad? ¿No crees que si esa selección clasificara se enfrentaría a selecciones cada vez de mayor calidad? lo que de otra manera es díficil que suceda. Si tus deseos se hicieran realidad, la verdad es que se perdería más de lo que se ganaría y, como siempre en el futbol, los "inocentes" pagarían más que los culpables (que no pagarían nada).