Visita a Quimsachata, a más de 4.200 msnm

22:39 Bruno Ortiz B. 2 Comments


La noche la pasé muy mal. A unos tipos los botaron del local en donde seguían tomando y empezaron a hacer escándalo en la calle. Me afectó porque el local estaba exactamente debajo de mi habitación del hotel (mi cuarto tenía ventana hacia esa calle). Eran como la 1 de la mañana. Entre eso y un dolorcillo de cabeza que no me dejaba (creo que por la altura) intenté a medias dormir.
Me levanté a las 6 y tuve que dejar correr como 10 minutos el agua hasta que empezara a salir caliente para poder ducharme. Eso sí, sacaba mi cuerpo del agua y el frío de Puno empezaba a asesinarme de a poquitos.

















Partimos hacia Quimsachata, en donde está el banco de germoplasma del INIA. Recién iba a enterarme bien cómo era todo aquello.

Decidimos desayunar en Santa Lucía, un distrito que está pasando Juliaca, justo por donde empieza la nueva carretera que conecta con el departamento de Arequipa.
Llegamos hasta un restaurante: "El imperial". Es el clásico restaurante de carretera. Muy concurrido por cierto.

No fue un desayuno continental, pero sí contundente: un mate de coca (no filtrante, sino de hojas), una sopa de carnero (muy buena) y pan con queso paria de la zona (gigantes y deliciosos). Luego empezamos a subir hasta Quimsachata.















Tras unos 20 minutos de camino, subiendo cerros, llegamos hasta la laguna de Saracocha. Durante el camino habíamos visto unos riachuelos que iban al lado de la carretera. Resulta que estos nacen de la laguna de Saracocha. Según nos comentaron, esta laguna no necesita de las lluvias para permanecer llena. Se alimenta de pequeños brotes de agua que caen desde cerros más altos y de emanaciones subterráneas. El paisaje es precioso, de una tranquilidad única. Se nota que la presencia humana en esta zona es mínima.

Llegamos al centro del INIA en Quimsachata. Vimos sus alpacas de colores, conocimos sus trabajos genéticos y todo lo que han logrado en todos estos años sin tener luz las 24 horas del día, solo la electricidad que se podían generar con equipos portátiles.

Hoy se inauguró oficialmente el sistema de electrificación. Yo, que había dormido mal y que estaba a punta de Coramina-Glucosa para evitar mayores efectos del mal de altura, tuve que aceptar el pisco sour que me ofrecieron para el brindis.




Todos, después del salud y antes de beber, echaron un poco al piso. "Es como una forma de agradecer a la tierra", me comentaron después.



Tras terminar la chamba, cerca de las 2 de la tarde, nos invitaron a almorzar. Chicharrón de carne de alpaca, acompañado de papa, oca y ensalada. Primera vez que probaba la carne de alpaca. Ríquisima. Un poquito de gaseosa, para la sed. Un vasito de cerveza, para el brindis con los anfitriones. Una copia de anis, para bajar la comida. Una última miradita a la laguna de Saracocha y partimos de regreso al hotel.

Casi a la mitad de la laguna de Saracocha detuvimos el carro. Un rebaño de alpacas y llamas se acercaba. Decidimos ir a su encuentro. Sin ningún problema ellas nos alcanzaron, nos sobrepasaron y se fueron.




Llegamos a Puno de noche, cerca de las 6 y media de la tarde. Salí a dar una vuelta por la ciudad. Compré unas cositas y un periódico. Regresé al hotel a esperar la hora pactada para salir a comer con la demás gente del grupo.

Dimos varias vueltas, ellos compraron cosas, visitamos varias tiendas. Como a las 9 de la noche entramos a un restaurante claramente para turistas. Probé la pizza de la casa: con jamón, mozarella, alpaca y trucha. Otra vez, ríquisimo.

Una pequeña caminata para que baje la comida y de vuelta al hotel. Mañana es el último día. Vamos a ver cómo nos va.






Fotos y Video: Bruno Ortiz B.


2 comentarios:

Diego dijo...

Me parece algo desagradable que te haya pasado eso pero tu blog esta algo desfasado para decir que no hay ningun tour que lleve a quimsachata, mira lo que encontre usando un poco google y informandome más:
http://www.andromedaviajes.com/es/puno/puno-tour-ecologico-de-quimsachata.php

Mira tú, tienes razón. El título de mi post era porque nunca había escuchado a Quimsachata como un destino turístico en Puno, no porque esté desfasado. Qué bacán que hagan tours a Quimsachata, en realidad es un lugar muy bonito para la vista. Gracias, Diego, por el dato. Y ahora me veo obligado a cambiar el título del post. Gracias por leer mi blog y por darte el trabajo de comentarlo.