Participando del festival de blogs

19:13 Bruno Ortiz B. 1 Comments

Hace unos días recibí una invitación de la gente de BlogsPerú para participar en su festival de blogs: Blogs y Bloggers. A continuación, expondré lo que pienso de cada uno de los temas planteados por los organizadores.

1. ¿Qué es un blog? Para mí es un nuevo espacio de publicación de información dentro de todo lo que nos puede ofrecer el soporte digital, que tiene como principal característica su facilidad en el manejo para el usuario. Pero si nos ponemos a pensar en las preguntas planteadas “¿Estan de acuerdo con esta definición? ¿Si un blog no permite comentar las entradas o posts no es un blog? ¿Si un blog sólo se dedica a poner enlaces a otras páginas o blogs, es un blog?”, inevitablemente tendremos que regresar a detalles técnicos para encontrar una definición que pueda satisfacer a todos. Entonces, discutir sobre lo que es un blog o no, considerando temas de contenido y no los técnicos, será una lucha infructuosa. A mi parecer el contenido no es necesariamente lo que define si una publicación es o no es un blog.

2. ¿Los blogs de El Comercio son blogs? Debo empezar aclarando que hablo como parte interesada, pues trabajo en el diario en cuestión y además participo como coautor de uno de los blogs que se publican allí. Sabido esto, empiezo: No considerar como blogs los que se publican en la versión on line de El Comercio sería renegar de una de las principales gracias de los blogs: son democráticos, cualquiera puede tener uno. De otro lado, y como sostengo en el punto anterior, desde el punto de vista técnico (que es lo que considero que designa a una publicación como un blog) los espacios de El Comercio cumplen con lo necesario. Ahora, es lógico reconocer que estar alojados en un sitio con un tráfico muy interesante sirve de ayuda para estar más expuestos a los cibernautas y por ende tener un promedio de visitas y comentarios muy superior al del resto de bitácoras públicas existentes en el ciberespacio. Sin embargo, quiero recalcar algo: un blog por mejor plataforma en la que esté colocado, si no es de calidad o por lo menos no toca temas que son de interés para los usuarios está condenado al fracaso; si es que lo que busca es estar entre los más leídos. Si su motivación es solo publicar, el tema de las visitas no le importará. Solo quiero poner un ejemplo: el blog Busco Novia, de Renato Cisneros, se actualiza una vez a la semana. No conozco su flujo de visitas diarias, pero cualquiera puede comprobar que tiene en promedio entre 300 y 400 comentarios. En lo personal me parece una barbaridad, una exageración. Pero si uno revisa esos comentarios se dará cuenta que no son de spam y que todos y cada uno de ellos son genuinos comentarios motivados por el respectivo post. He leído muchos posts en donde la gente se queja de que no se ha abierto un espacio para que cualquiera pueda tener un blog en El Comercio. Lo que yo creo es que no hay que desesperarnos. Lo que está haciendo El Comercio o RPP son buenas señales de que los medios están buscando modernizarse. Entonces, ¿son o no son blogs? Yo digo que sí. ¿Es competencia desleal? Yo digo que no. Porque en teoría, quienes estamos en esto de los blogs no competimos por algo… ¿o sí?

3. La comunidad de bloggers. Creo que lo que se necesitaría para hacer que los bloggers trabajen como un grupo unificado, sin tomar en cuenta las definiciones o características de cada blog es la formalización. Es decir, la agrupación como una asociación civil con estatutos y toda la cosa. Pero eso iría nuevamente contra la democratización que promueven los blogs, pues quienes no estarían inscritos en la asociación no serían considerados como bloggers oficiales. En este nuevo panorama, creo que lo que se debe hacer es aprovechar la existencia de grupos significativos en el ciberespacio –y en particular en la blogósfera peruana- y buscar mecanismos para hacerlos más robustos como organizaciones y que entre ellas exista una estrecha coordinación no en temas de negocios, sino en lo que tiene que ver con la organización. Que quienes quieran pertenecer o apoyar a alguna de ella lo hagan, pero que se garantice que quien se mantenga al margen sea también tomado en cuenta.

4. Blogstar. Nuevamente retornamos al tema de la democratización. “A” postea en su blog sobre un tema en particular y “B” opina todo lo contrario en el suyo. Si “A” es un top ten de los ránkings existentes y “B” solo recibe 20 visitas a la semana, no le da ningún derecho a “A” para minimizar a “B”. El tema es que muchas personas que no pueden trascender en sus ocupaciones “terrenales” han encontrado en el ciberespacio un lugar para figurar. Y creen que ese apoyo que reciben de las visitas y las posiciones en los rankings les da el derecho de pontificar sobre ciertos temas. Felizmente eso no es muy frecuente y creo que muchos bloggers peruanos no han sido contaminados por ello.

Listo. Comenten si desean. Si no, igual gracias por leer.


1 comentarios:

Emevecita dijo...

A mi nadie me ha preguntado qué opino, pero aquí voy.
El tener o no tener un blog es -para mí- una experiencia personal.
Leí a alguien que decía que los "bloggers peruanos" deberían dejar de mirarse el ombligo y hablar de cosas trascendentes.
Bueno, yo no soy blogger (no sé qué es eso) sólo soy una mujer peruana que tiene un blog porque le da la gana sin ambiciones de competir con nadie para ganar nada y sí, me miro el ombligo, porque todo lo que veo lo veo desde mi perspectiva. Somos sujetos, entonces, nuestras apreciaciaciones son subjetivas y quien no quiera reconocerlo, pues allá él.
El tener un blog me enriquece a mi personalmente y también a algunas de las personas que lo visitan. Y debo confesar que soy una persona muy feliz así.
Me gusta escribir, y como la moneda tiene dos caras, me gusta que lo que escribo sea leído, mientras más gente, mejor, pero de allí a meterme a leer todos los blogs publicados con afán de competir y de comentar para que más gente me conozca y me pidan autógrafos por la calle: no me va.
Oye, no sé si tiene mucha relación con lo que dices, pero estoy de acuerdo contigo en eso de que el que tengas un blog en El Comercio no te hace necesariamente bueno, y que incluso el ser muy leído no te hace necesariamente bueno. Los peruanos no somos gente especialmente discernidora de la calidad de las cosas, sino no habríamos re-elegido a quien re-elegimos, Magaly no sería la "mujer más influyente del país" (yo veo a Magaly de vez en cuando y me hace reir, pero de ahi a dejarme influenciar por ella... hay un océano) y ciertamente no toleraríamos a los alcaldes y presidentes regionales que tenemos. Así que... en cosas opinables, todo depende del cristal con que lo mires.
Saludos.