¿Dónde quedó la ética?

18:55 Bruno Ortiz B. 1 Comments


La ética del periodista, del policía, de todos.Lo que hoy he visto en la tele me pareció un exceso. Ayer por la noche, mientras cambiaba de canal, vi en el programa de Rosa María Palacios que mostraban la foto de un bebé, con los rasgos característicos de sufrir el síndrome de Down, que había desaparecido. Sin embargo, lo más interesante (en todo sentido) ocurrió la mañana de hoy.










Cerca de las 7 de la mañana veo en Primera Edición (América TV) un enlace en vivo desde la casa de la madre, en donde además estaban entrevistando a otros miembros de la familia. Como era lógico, la madre entre sollozos recordaba cómo había sucedido todo y hacía un llamado muy dramático a que le ayudaran a recuperar a su hijo, que tiene una deficiencia cardíaca.
Lo sorprendente sucedió cuando se dio este diálogo (o en todo caso, muy similar) entre el conductor del noticiero y la madre:
Conductor: ¿Señora, podría repetirnos cómo estaba vestido su hijo al momento del secuestro?
Madre: Llevaba un polito amarillo
Conductor: ¿Y tenía además medias amarillas?
Madre: mmm… sí
Conductor: Lo supe, señora, porque tengo que darle una buena noticia: tenemos en nuestros estudios a su hijo.
Díganme si esto no pareció el programa de Laura Bozzo. “Que pase el hijo secuestrado”, falto que dijeran. Abrieron la toma y al lado del conductor, el bebe se encontraba en los brazos de un efectivo policial que comentaba quien daba detalles de cómo hallaron al bebe y que estaba en buen estado de salud, pues lo llevaron al hospital para que lo revisen.


Inmediatamente, el conductor le dice a la reportera que deje la microondas y que regrese con la señora al canal para que vea a su hijo. Al momento en que se abre la toma se ve que, en la misma habitación, se encontraban otros periodistas haciendo “cola” para su entrevista. Reconocí que uno de los que estaban esperando era reportero de Buenos Días Perú (Panamericana TV) y en el acto cambié de canal.

En ese momento, los conductores de este noticiero –al ver que su microondas quedó en nada por culpa del canal de la competencia- criticaban a sus vecinos por la falta de ética y le exigían al Director de la Policía que realice una investigación exhaustiva porque no era posible que sus efectivos hayan llevado al bebe a un canal de televisión en lugar la casa de su madre.


Después de todo esto, algunas reflexiones:

1. La mala costumbre que tienen los noticieros de escarbar más en el dolor y sufrimiento ajeno. Siempre, después de haber reportado un caso trágico, al día siguiente DEBEN hacer un enlace microondas para que los perjudicados den más detalles. Y lo peor –como iba a suceder en este caso- es que no es cuestión de un solo canal, sino de dos o tres. O sea, la familia debe recordar estos malos momentos por varias horas sin descansar.

2. ¿Hacer lo correcto o tener rating? Es un tema para pensarlo mucho. Quizás lo más adecuado que hubieran hecho los del noticiero, si es que la policía se acercó al canal con el bebe y se sospechaba que era el secuestrado, era pedirles que vayan directamente a la casa de la madre. Quizás una solución, para no perder el hecho de la exclusiva, hubiera sido que un equipo siguiera a la policía desde el canal hasta la casa de la familia perjudicada y grabar el reencuentro; no hacer la microonda con el niño en el estudio.

3. El extraño comportamiento de la policía al no llevar inmediatamente al bebe donde su madre, o en todo caso ponerse en contacto con la madre para decirle que habían encontrado un bebe que podría ser el secuestrado y que, por favor, se acerque a la comisaría para hacer las verificaciones. No. Lo que hicieron fue ir con el bebe a un canal de televisión y prestarse al juego de la inútil exposición pública. Eso merece una investigación.

4. La ventaja que tienen los medios electrónicos en este tipo de casos y cómo dejan mal parados a los medios impresos. Hoy varios periódicos (como El Comercio o Perú.21) publicaron en sus portadas notas sobre el secuestro, pero al momento en que la gente estaba comprándolos en los quioscos el niño estaba encontrándose con su madre.

Más allá de todo lo que se puede pensar sobre este caso, lo importante es que el niño está de vuelta en casa con sus papás, que no sufrió ninguna complicación durante el tiempo que pasó en la calle y que ahora recibirá todas las atenciones que nunca debió dejar de recibir.
Fotos: Bruno Ortiz B.


1 comentarios:

Alexander dijo...

EXLENTE BLOG TIO TE FELCIITO, SI PES MM NO SOY DE VER MUCHO NOTICIA (NO ES Q ESTE DESINFORMADO) PERO ESA NOTICIA ES ESPANTOSA Y SIEMPRE LO E NOTADO MM EL PERIODISMO CADA DIA A DIA EN ESPECIAL EL TELEVISIVO SE VAN AL TACHO CON ACTITUDES INPROFESIONALES COMO ESTA. saludos