Versus: las apps de taxis a prueba

18:57 Bruno Ortiz B. 0 Comments


Si visitan regularmente este espacio, se darán cuenta que en otras oportunidades (exactamente dos que pueden revisar aquí y aquí) he escrito sobre este nuevo fenómeno en nuestra ciudad: las aplicaciones de taxis. Pues bien, este post está destinado a compartir con ustedes mi experiencia de usuario con cuatro de estas apps (Easy TaxiUber,TaxiBeat y Ommm). Ojo que esta experiencia representa lo que me pasó en distintas zonas de Lima (básicamente Centro de Lima, San Isidro, Miraflores, Surco, Surquillo) en distintas horas del día (tanto en horas punta como en horas más tranquilas).
Easy Taxi

Esta es la aplicación que más uso por una sencilla razón: el número de vehículos que trabajan con esta aplicación. En las últimas cuatro veces que usé la aplicación solo acepté dos carreras. Las otras dos las rechacé por las siguientes razones: ambos taxistas aceptaron la carrera, pero por motivos que desconozco iban a demorar mucho más tiempo que el normal para llegar a recogerme, pese a estar (según lo que señalaba el mapa de la aplicación) relativamente cerca. Uno de ellos, pese a estar a menos de 10 cuadras del punto de recojo –y no era hora punta ni una zona con gran congestionamiento- me envió un mensaje diciendo que se demoraría 10 minutos. El otro no se movía en el mapa cinco minutos después de haberme aceptado la carrera. En estos casos yo necesitaba movilizarme lo más rápido posible.
 A favor
  1. Tienen vehículos afiliados casi en todos lados y suele ser muy sencillo conseguir un auto rápido.
  2. La mayoría de sus conductores son amables y serviciales.
  3. Sus tarifas suelen estar entre 6 y 8 soles más de lo que costaría una carrera de la calle, lo cual se ha convertido en un estándar.
  4. El conductor no sabe cuál será el destino del servicio, por lo que no se puede negar de antemano. 
  5. Ya acepta pagos con tarjeta de crédito, así como en efectivo.
En contra
  1. Debido a su cantidad de afiliados, muchos vehículos parecen autos de la calle cosa que no sucede con la competencia. Aunque ha sido en contadísimas ocasiones, he encontrado conductores descuidados.
  2. Para calcular la tarifa hay un simulador en la app, pero si no sabes la manera en que la empresa ha dividido las zonas (cuadrantes) tendrás que ir al mapa para averiguarlo y luego usar el simulador.
  3. Nuevamente, por la cantidad de afiliados que tiene muchos de ellos tratan de sacarle la vuelta a la app para que la empresa no les cobre el porcentaje. Con anterioridad me pasó un par de veces y al toque lo reporté vía mail y recibí respuesta inmediata (esta parte sí es a favor).

 Uber

Internacionalmente es la más conocida, pero es relativamente nueva en Perú. Durante meses tuve muchas ganas de usarla, pero recién lo he conseguido en las últimas semanas. Dos veces para ser exacto. ¿La razón? Es que no tiene muchos vehículos afiliados y básicamente su estrategia es atender a sus clientes en distritos como San Isidro, Miraflores y Surco. Varias veces he intentado buscar vehículos desde Surquillo y el Centro de Lima sin suerte. La primera vez, eran cerca de las 8 de la mañana y estaba por la avenida Villarán, en Surquillo. Tuve que caminar hasta el lado de Miraflores para que una unidad me recogiera. La segunda vez hice el intento por la noche, tipo 9 p.m., desde la sede central del diario, en el Centro del Lima. Tuve suerte y un vehículo de Uber me recogió.
A favor
  1. Tanto el vehículo (en su exterior como en el interior) como el conductor tenían una presentación impecables.
  2. La atención fue muy correcta y con amabilidad.
  3. Permite el pago con tarjeta de crédito.
  4. Tiene opción de ganar crédito para viajes a partir de referidos.
En contra
  1. Poca cantidad de afiliados y concentración de los servicios solo en algunas zonas de la ciudad.
  2. Solo trabaja con tarjeta de crédito.

TaxiBeat

Esta aplicación está teniendo una fuerte presencia a través de publicidad en los distintos medios. Yo conocía de ella hace un tiempo, pero meses atrás cuando intenté usarla fracasé. En mi segundo intento, hace unos días, estuve a punto de tirar la toalla pero la pude usar. No solo te ubica a los vehículos afiliados que estén más cerca de tu ubicación, sino que te los presenta ordenados en una lista de conductores, organizadas desde el que tiene la mejor calificación por parte de los usuarios hacia abajo. Muy, pero muy interesante. Como es lógico, cualquier usuario va a querer ser atendido por el mejor calificado. La primera vez que usé esta app los cuatro primeros de la lista estaban ocupados. En ese entonces tiré la toalla. Hace unas semanas la volví a usar (específicamente el día en que tuve el problema con los servicios que no llegaban de Easy Taxi que comenté líneas arriba). Otra vez ni el primero ni el segundo de la lista estaban disponibles. Pero la tercera opción sí tomó mi servicio.
A favor
  1. El vehículo que me recogió estaba en muy buenas condiciones y el conductor fue muy amable y servicial.
  2. Que sea el usuario quien elija al conductor, dentro de los que están cerca y que estén organizados según su valoración.
  3. La app te muestra todos los servicios adicionales con los que cuenta cada vehículo: Wi Fi, aire acondicionado, si el conductor habla inglés, si tiene TV, etc.
En contra
  1. Que probablemente otros usuarios en el radio de tu ubicación te ganen por puesta de mano (o apretada de pantalla táctil) a los conductores mejor ranqueados.
  2. Creo que también sufre de la falta de vehículos afiliados suficientes para la demanda.
  3. Me parece que el conductor también conoce cuál será mi destino antes de aceptar el servicio. ¿Y qué tal si no quiere ir hacia donde yo voy?

Ommm

Esta aplicación tiene una filosofía muy interesante: mejorar el tránsito en Lima a partir de que sus usuarios califiquen el accionar de los conductores. De esa manera, ellos premian con incentivos a quienes mejor desempeño sobre las pistas tengan. Usé Ommm hace solo unos días, solo por curiosidad. Previamente –también hace varios meses- había intentado tomar una pero no habían carros. Ahora tomé el servicio desde el Centro de Lima (sin muchas esperanzas, para serles sincero). Pero un conductor aceptó. Uno de sus puntos a favor también es que te muestra la tarifa desde el momento en que tú haces el pedido del servicio.
A favor
  1. Tanto el vehículo como el conductor tenían buena presentación.
  2. Sabes exactamente cuál es la tarifa de manera automática, antes de solicitar la carrera.
  3. La aplicación te pide que durante el recorrido vayas calificando el accionar vial del conductor: si respeta las señales, si respeta al peatón o si usa indebidamente el claxon. Al final del servicio te pide que califiques en general al conductor.
En contra
  1. No estoy seguro si el conductor accede a la información de mi destino, pues esto haría que rechace las carreras lejanas o a determinadas zonas. Eso no me queda en claro (al subir al carro vi en el celular del conductor que tenía la dirección de destino, no sé si la supo siempre o si se activó cuando señaló que ya estaba yo en el carro).
  2. Tiene pocos vehículos afiliados por lo que podría ser complicado encontrar unidades en toda la ciudad.

Conclusiones
1. Aún sigo sosteniendo que para una ciudad con un sistema de transporte tan desordenado, la llegada de las apps de taxis es lo mejor que ha podido suceder (hasta que las autoridades se pongan la pilas en este tema). Todas, absolutamente todas -y dentro de sus posibilidades-, exigen a sus afiliados tener en orden todos los papeles de sus vehículos, así como tenerlos en muy buen estado. Además, todas las empresas someten a los postulantes a afiliados a diversos exámenes y revisiones para asegurar la idoneidad de los conductores.
2. Obviamente, todas las apps de este tipo ofrecen lo mismo. La diferencia está en algunos detalles en particular: la cantidad de afiliados que tengan, los precios, presentación del vehículo y el conductor, los servicios adicionales, ofertas, etc. Estos detalles serán los que te permitan, como usuario, tener una preferida.
3. La seguridad todavía sigue siendo un tema sensible para los usuarios de este tipo de servicios. Y tras conversar directamente con representantes de estas empresas, es un tema en el que constantemente están tratando de mejorar.
4. Las tarifas que ofrecen estas empresas me parece que siguen siendo competitivas, pues en promedio están a entre cinco y ocho soles más que lo que nos cobraría un taxista “de la calle”. Ese adicional en la tarifa se paga al saber que el vehículo vendrá hasta el lugar exacto en el que nos encontramos y nos llevará, sin problemas, a nuestro destino. Sin embargo, aún tienen mucho trabajo por afinar sus cuadrantes (algunos cobran demasiado por carreras cortas o muy poco por trayectos que son a toda vista largos) y empezar a ofrecer más ofertas.
Ahora tú, cuéntame tus experiencias con este tipo de aplicaciones.


0 comentarios: