¿Buscamos la noticia o qué?

18:22 Bruno Ortiz B. 0 Comments

Hace unos días el mundo se sorprendió al producirse un ciberataque masivo global que afectó, entre otros, a una gran empresa de telecomunicaciones. Incluso el Perú tuvo una participación interesante en esta historia. Lo interesante fue que la solución llegó de una manera “impensada y simple“, que se le ocurrió a Malware Tech, un joven británico.  Sin embargo, parece que los medios de comunicación en su búsqueda de la noticia a veces pierden el norte.


¿Qué sucedió?  Tras enterarse de quién había solucionado el tema del ataque, los medios británicos fueron tras Marcus Hutchins, o Malware Tech. Pero no solo se interesaron en conocer qué hizo para solucionar el problema mundial, o saber cuál era el perfil de este joven que ahora trabaja para la Agencia Británica de Seguridad Digital.  Parece que en busca de la exclusiva, se sobrepasaron ciertos límites que el propio Hutchins se encargó de hacer evidentes a través de su cuenta de Twitter.


Periodistas británicos empezaron a contactar a los amigos de Hutchins y a través de ellos llegaron a conocer detalles más privados del joven y hasta los hicieron públicos.  Según explicó, los periodistas obtuvieron información en línea sobre un amigo de él y lo llamaron para ofrecerle dinero a cambio del nombre y número telefónico de la enamorada de MalwareTech.
En un tuit -que luego ha retirado- explicaba que un diario de circulación nacional había publicado una foto de su casa por lo que estaba considerando mudarse. “Los tabloides británicos son super invasivos”, indicó.
“No se preocupan por la historia, sino por cada detalle de la persona detrás llegando a extremos para encontrarlos”, reflexionó.
Y aquí es donde hay que hacer la autocrítica. ¿Lo que importa es la noticia o los detalles alrededor de ella? Y si bien muchas veces, estos detalles son muy sabrosos y ayudan a construir mejores historias de los hechos noticioso, es necesario seleccionar de manera adecuada cuáles de estos detalles son los que los periodistas debemos considerar como realmente relevantes para cumplir nuestra labor. Tampoco debemos confundir aquellos detalles que sean importantes para elaborar un perfil del personaje con información íntima o sensible, que esté en el ámbito de la vida privada para convertirla en noticia.
Pero por otro lado, el lector, audiencia, público debe exigirle a sus medios de comunicación que se ciñan a los hechos noticiosos, dejando de lado toda la información que no sea relevante. Espero que sea posible.
Publicado originalmente en el blog Vida y Futuro


0 comentarios: